Como conducir con nieve o hielo, los mejores consejos

Como conducir con nieve o hielo, los mejores consejos

Aprende como conducir con nieve o hielo, con este articulo donde encontraras los mejores consejos, sigue leyendo!

Cuando vamos con nuestro todo terreno a lugares fríos o nos ha tocado un invierno duro y nevado como lo seria al sur de Chile y Argentina… bueno es cuando nos toca enfrentarnos a unos de los dilemas más comunes en estas situaciones como conducir con nieve o hielo.

Los consejos que les daremos hoy no solo son para vehículos 4×4 sino también para cualquier otro que deba enfrentarse a esta situación ya que la pericia del conductor marcara la diferencia.

  • Si tienes cadenas para la nieve, usalas.
    • Recuerda colocar la cadenas en las ruedas con tracción (adelante o atras).
    • Si vas con la tracción 4×4, las cadenas deberían ir en las ruedas delanteras.

Hay que tener en cuenta que cuando circulamos sobre nieve estamos haciéndolo sobre una superficie sumamente deslizante. Los primeros copos que caen sobre el suelo tienen el mismo efecto que las primeras gotas de agua cuando llueve. Se mezclan con la suciedad del asfalto y forman un barrillo que afecta directamente la adherencia de las ruedas contra el pavimento. Y si la nieve se endurece sobre el asfalto se creará una situación prácticamente similar a la de la circulación sobre hielo.

Por eso debemos ser muy suaves con el manejo de los mandos. Nuestro ritmo debe ser constante, sin acelerones, frenazos ni volantazos. En todo momento aceleraremos con mucho tacto y frenaremos lo mínimo imprescindible con una sensibilidad extrema. Además, en todo momento nuestra velocidad debería ser muy reducida para evitar problemas derivados de la falta de adherencia.

Inicio de la marcha al conducir en nieve

Para comenzar a circular, habrá que tener en cuenta la posibilidad de que patinemos sin control si nos impulsamos con fuerza. Por eso usaremos una marcha más larga de lo normal. Típicamente, arrancaremos en segunda, subiendo el pedal del embrague con delicadeza y acelerando de forma muy suave y constante, sin brusquedades. Además, tendremos que mantener las ruedas rectas en un principio para que se mantenga el equilibrio de fuerzas en la dirección de la marcha.

Toma de curvas

Si en condiciones normales es conveniente llegar a una curva con la velocidad más adecuada a las circunstancias, circulando sobre nieve esta medida resulta vital. Deberíamos llegar a la curva con una velocidad tan reducida que no necesitáramos emplear los frenos durante todo el trazado, empleando una marcha algo larga y acelerando muy suavemente en todo momento. Si fuera necesario soltar el pedal del acelerador, nunca lo haríamos de forma brusca, puesto que el freno motor podría jugarnos una mala pasada.

subiendo pendientes con nieve o hielo

Como la nieve cae en primer lugar en lugares montañosos, debemos estar preparados para realizar ascensos en estas condiciones. Para acometer una pendiente, lo mejor es hacerlo a velocidad lenta y sostenida, con la marcha más larga posible. Si perdemos demasiada velocidad, al intentar tomar impulso podemos patinar. Si llegamos a detenernos, puede resultar imposible poner el vehículo en movimiento otra vez, ya que una marcha larga puede ser insuficiente para reiniciar la conducción y el coche se nos caerá hacia atrás.

Bajando pendientes con nieve o hielo

Si hay subidas, también habrá bajadas. Estas deberíamos acometerlas a una velocidad lenta, usando la marcha más corta posible, usando los frenos con exquisita suavidad y en el menor número de ocasiones posibles. Dicho de otra forma, si circulamos lentamente necesitaremos usar poco los frenos, de modo que comprometeremos nuestra adherencia y estabilidad lo menos posible.

Cadenas para nieve ¿Como escoger?

El uso de las cadenas es para evitar frenazos, derrapes, falta de dirección y deslizamientos. Si el vehículo tiene tracción trasera se deben colocar en las ruedas de atrás y si es de tracción delantera en las de delante. En caso de ser un 4×4 y tener tracción total, se debe colocar en las cuatro ruedas o al menos en las delanteras.
Si las vamos a utilizar asiduamente es preferible decantarnos por unos neumáticos de invierno de juego completo para no tener que quitarlas.

Cadenas textiles para la nieve

Las cadenas textiles de nieve son para utilizarlos puntualmente o en momentos de urgencia. La velocidad está limitada a 50 km/h.
La ventaja principal es que no dañan las llantas y no alteran los sistemas electrónicos de seguridad (ABS, ESP). Además, se montan fácil y rápido ya que se colocan como fundas encima los neumáticos.

Tienen textura permeable y crean una » fricción seca «: el agua sobre el hielo es absorbida y evacuada, lo que permite un contacto directo de la tela sobre el hielo. Esta fricción combinada con la carga electrostática del tejido permite el agarre al suelo.

Su uso está indicado en caso de fuerte caída de nieve.

Para mantenimiento se aconseja lavarlos después de cada uso para eliminar la sal que daña el tejido, y evitar su uso en tierra sin nieve.

Cadenas para la nieve

Las cadenas de metal son esenciales para un uso habitual en la montaña.
Su principal ventaja aparte de su agarre es que son particularmente resistentes.

Sin embargo, son incompatibles en vehículos con un espacio muy limitado entre el neumático y el pasaje de rueda, limitado entre el neumático (vehículos no cadenables).

Las cadenas se montan en las dos ruedas con tracción, en caso de ser un 4×4 y tener tracción total, se debe colocar en las cuatro ruedas o al menos en las delanteras.

La velocidad máxima con cadenas de nieve es de 50 km/h.

Hay dos tipos de cadenas metálicas:

Cadenas de nieve con tensión manual

Son cadenas «clásicas» que requieren cierta habilidad y un poco de práctica para la instalación. Requieren una segunda parada para volver a apretar las cadenas.

  • Su ventaja es su precio ya que son la opción más barata.
  • Se aconseja hacer ensayos de montaje antes de utilizarlos.

Cadenas de nieve a tensión automática

Son muy prácticas y se instalan en menos de un minuto y no es necesario parar para ajustar la tensión porque se ajustan automáticamente en cuanto el coche se pone en marcha.

Son igual de eficaces que las de tensión manual aunque el precio es más caro.

All comments

Leave a Reply